Uncategorized

Sistema electrico del coche

No atender las fallas del sistema eléctrico del vehículo podría dejarlo varado en la calle o causar un accidente. La mayor parte, por no decir todos los coches, vienen equipados con diferentes funciones electrónicas que permiten la detección de averías, el accionar de las luces, etc. Además de que facilitan y mejoran la experiencia de conducir, buena parte de la operación depende de dicho sistema.

Por tales razones es importante saber cómo cuidarlo, identificar las fallas y qué se debe hacer ante esos casos.

Qué daña el sistema eléctrico y cómo cuidarlo

Algunas acciones no son adecuadas para el sistema; como por ejemplo, lavar el motor muy seguido produce humedad y corrosión, junto con eso se generan fallas eléctricas de ciertos elementos. Muchos añaden componentes electrónicos adicionales como cámaras de reversa, alarmas, luces, entre otros, que podrían congestionar el sistema y hacer que colapse. Por su parte, una práctica que propicia desperfectos y algunos pasan por alto, es llevar el coche a talleres mecánicos que no están debidamente acreditados o autorizados para las reparaciones que se susciten.

Lo recomendable es hacerle revisiones periódicas, cambiar el aceite aproximadamente cada 5.000 kilómetros y siempre verificar si las alertas luminosas están encendidas o apagadas. Si el coche es de inyección electrónica, enciende los testigos luminosos del panel de control si presenta problemas.

El alternador es uno de los principales elementos que hay que verificar, dado que cuando termina su vida útil no es suficiente para cargar bien la batería, la que a su vez también se puede estropear por problemas eléctricos. En sí, si el coche no enciende o lo hace pero se apaga con sonido extraño es preciso que lleve la batería a cargar o proceda a reemplazarla.

Entre las precauciones inmediatas al momento de que note que algo no anda bien, está verificar el manual y ver las posibles razones por las que alguna señal del panel se encienda. Después, llévelo a un taller de su preferencia pero que sea especializado y manténgalo por debajo de los 40 kmh o que lo cargue una grúa.

Tenga presente que una alteración en el sistema eléctrico repercute en todo a lo que se conecte. Arreglar cualquier anomalía que presente le prevendrá de males mayores. Es posible reponer sus partes; sin embargo, dependerá de la magnitud de la avería si valdrá el esfuerzo de repáralo o darle de baja.

Venderlo a un desguace le ofrece ciertos beneficios como una tasación justa; según el caso, le pondrán a disposición la recogida del coche con grúa; y hasta se encargan de la tramitación de los documentos ante la DGT. Haciendo clic en www.cochesparadesguace.com puede ahorrarse tiempo y dinero, ellos hacen lo comentado y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies