Uncategorized

Conducir el coche bajo lluvia

Cuando se conduce bajo lluvia se agrega un riesgo más al cual prestar atención al conducir, esta condición perjudica enormemente el comportamiento de los vehículos, y depende del usuario reaccionar de manera correcta para evitar percances. El mismo efecto sucede con el granizo, la nieve y hasta los fuertes vientos que son un problema, si no se tiene la debida precaución.

Cómo mejorar la visibilidad

Hay diferentes formas en las cuales la visibilidad se ve afectada para conducir. Al llover por lo general el cielo se cubre o nubla, por lo que no se obtiene suficiente luz natural y al caer la noche no mejora. Es entonces cuando se encienden las luces, el problema está en que las gotas de agua filtran en parte esa luz dispersándola y ello reduce las zonas iluminadas, además las superficies de los objetos pierden contraste. Algunos consejos para mejorar la conducción bajo este clima son:

Mantenimiento: mantenga el parabrisas limpio. Al dejar acumular demasiado polvo podría rayar el cristal, obstaculizándole la visión aun sin lluvia. Si es una época invernal hay productos especiales que previenen el congelamiento de los vidrios. También es importante conservar los limpia parabrisas en perfecto estado, aseándolos y cuidando de sus escobillas.

Tratamiento hidrofóbico: si vive en un lugar lluvioso lo ideal es un tratamiento que repela el agua. Con la utilización de productos hidrofóbicos las gotas de agua resbalan más libres en lugar de quedarse en el cristal, y eso aumenta considerablemente la visión a través de él.

Distancia de seguridad: siempre debe aumentarse cuando llueve, de esta manera se gana tiempo para reaccionar a cualquier eventualidad. Mientras esté circulando manténgase atento a las luces de los coches que lleve delante de usted, su conducta puede advertirle de algún peligro.

Frenado: no frene de manera repentina o podría ser víctima del aquaplaning. Se ocasiona cuando los neumáticos pierden agarre por la velocidad y al frenar de forma brusca patinan sobre la capa de agua que se acumula en el suelo.

Luces: siempre se encienden cuando la visión es limitada; no obstante, también pueden obstaculizar. Al usar las luces largas el resplandor se reflecta sobre el agua y la humedad que se mantiene suspendida empeora la situación; las cortas son más efectivas en estos casos.

El estado óptimo de su coche es la mejor garantía para evitar contratiempos en el camino, visite www.piezasdesegundamano.es, completando el formulario le contactarán en poco tiempo para mostrarle los resultados y elija la opción que mejor considere.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies